Entradas

Construyendo el futuro logístico

Necesidad latente

El creciente y dinámico intercambio comercial de México en la actualidad, derivado de la firma de acuerdos comerciales con una gran cantidad de países en el mundo, el gran movimiento de mercaderías que esto supone (centralización de stocks para la reducción de costos de operación) aunados a la competitividad en los mercados internos entre fabricantes, distribuidores y comercializadoras de los más diversos productos y mercancías, que enfrentan la necesidad de continuar optimizando sus cadenas de suministro, son algunos de los factores que han provocado nuevos retos para las actividades logísticas de las empresas, a fin de que éstas cumplan con los requerimientos de clientes y consumidores tanto a nivel local, regional y mundial, conduciendo a los diferentes sectores de la sociedad empresarial mexicana a la modernización y eficiencia de uno de los eslabones claves en toda práctica logística, la distribución, y a desarrollar una infraestructura global que les permita realizar sus procesos operativos de una forma más eficiente y acorde a los requerimientos del mercado.
Ante tal circunstancia, el desarrollo y promoción de plataformas logísticas de alta funcionalidad, que ubiquen al país en condiciones de verdadera competitividad global, es cada día un requerimiento más urgente. Un centro de distribución, al mismo tiempo que es generador de eficiencia, al permitir agilizar los procesos internos de las empresas, brinda un alto valor agregado a los servicios requeridos por los clientes y consumidores finales; contribuye a la reducción de costos en las operaciones. En tal sentido, es objeto final del presente Informe Especial poner al alcance del lector información actual y confiable, producto de la aportación de las fuentes más autorizadas en el tema, quienes nos exponen los procesos de planeación del proyecto de construcción de un CD, los requerimientos necesarios, los puntos críticos en el desarrollo e implementación del proyecto, ingenierías de detalle de la obra civil y el equipo logístico, así como todos aquellos aspectos que deben considerarse en el momento de decidir la construcción de nuevas plataformas logísticas.

De voz de los expertos

Indudablemente, la toma de decisión de la construcción de un nuevo centro de distribución dentro de la red de las compañías, depende principalmente de la estrategia planteada por la empresa y de las inversiones que la obra implica. Al respecto, Arturo Frías, Director General de Global Training Center y Global Logistics & Consulting comenta: “Existen varias razones para construir un centro de distribución y se pueden dar en forma independiente o conjunta:

 La capacidad ya optimizada con equipamiento y un buen diseño de lay-out llegó a su límite y la demanda por almacenar sigue creciendo.

 El desarrollo histórico del apoyo en red de almacenes y CDS se dio de manera inicial por fusiones, compras de empresas o decisiones antilogísticas y el beneficio por provocar sinergias en un solo lugar ad hoc en definitiva impactante.

 El actual CD presenta aspectos de falta de operatividad y no se pueden hacer mejoras o cambios sustanciales tales como números de puertas, altura de andenes, localización, urbanización, etc.

 La resultante de un análisis de localización, dimensionado y diseño de un CD presenta altos impactos económicos y de productividad.

 Actualmente existen esquemas de apalancamiento financiero en donde es mayor el beneficio financiero de un nuevo CD a la situación actual de la empresa.

 Por la combinación de algunos o todos los anteriores”.

En cuanto a los elementos estratégicos que deben considerarse en la construcción de un centro de distribución, Arturo Frías apunta:
“Ante todo, actualmente la decisión y el proceso de construcción y cambio de un CD se fundamenta en un estudio logístico que servirá para el desarrollo arquitectónico. Entre los aspectos más estratégicos están: tipo de producto, volúmenes a manejar, dimensionado bajo proyecciones de crecimiento en flujos físicos y niveles de inventario, diseño de master lay-out en función de unidades de transporte a descargar y cargar, administración del patio, tasa de servicio por unidades de transporte, diseño de equipamiento y manejo de materiales, etc., posteriormente se simula la combinación de varios de estos puntos, para llegar a la combinación y resultado óptimo y esto es la resultante de un estudio detallado en el que en México se han logrado ahorros de más allá del 18% en costos operativos y con tasas de rendimiento menores a un año”.

Por su parte, Jorge Ribas y Rodrigo Iglesias, Directores de Proyecto de Miebach Logística señalan:
“Las razones que fundamentan o justifican la construcción de un nuevo centro de distribución son el tema de la capacidad o los problemas logísticos que enfrentan las compañías en un momento determinado de su operación. Lo que notamos en la actualidad cuando comenzamos a trabajar con una compañía, en el desarrollo del diseño de un nuevo centro de distribución, es que éstas tienen falta de capacidad, problemas de espacio y crecimiento, por lo cual el centro de distribución ya no puede absorber más flujo de productos. Otra razón es en casos de integración empresarial, en los cuales los grandes corporativos compran compañías y unifican las operaciones de éstas, y entonces el centro de distribución que tienen ya no se adecúa a la nueva operación, la operatoria en el centro ya es limitada en estos casos, y entonces surge el requerimiento de construir un nuevo centro de distribución más funcional; o el caso de una compañía sola que necesita una nueva plataforma logística para crecer porque su centro ya está colapsado”.

Deja una respuesta :

* Your email address will not be published.